Evaluación de omeprazol pasta en el tratamiento de úlceras gástricas en caballos Fina Sangre de Carreras


M Goica,b, S Alegríaa, C Madariagaa,  MA Contreras b , E Kindermann b
aClínica Veterinaria Club Hípico de Santiago.  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 02-6836266
b Universidad Santo Tomás, Santiago.


INTRODUCCIÓN
El proceso de domesticación que se ha realizado en los caballos ha determinado la aparición de una serie de patologías, especialmente aquellas que afectan al sistema digestivo. Esta situación es particularmente importante en los caballos atletas de alto rendimiento, ya que por los programas de entrenamiento a los cuales son sometidos y por el tipo de alimentación que reciben, determinan en ellos la aparición de lesiones a nivel de la mucosa digestiva, caracterizadas como úlceras gástricas.
 
Hay autores que señalan que todos  los caballos Fina Sangre de Carrera (FSC) en algún momento de su vida deportiva  sufrirán, en algún grado, lesiones ulcerosas a nivel de la mucosa gastroduodenal, mientras que caballos de paseo presentan una prevalencia cercana al 60% (Bell y col 2007).

El término “Síndrome de Úlcera Gástrica” (SUGE) se encuentra referido a un hallazgo clínico de origen multifactorial y de diferente presentación. Los términos injuria o desórdenes pépticos se refieren a aquellos casos en que el HCl y la pepsina dañan la mucosa del esófago, estómago o duodeno (Murray 1999).

La ulceración gástrica afecta a un gran número de  equinos, tanto  jóvenes como adultos, produciéndose diferentes  síndromes clínicos. La etiología puede ser diversa y estar relacionada con las características anatómicas del estómago equino, dieta, estabulación, restricción de alimentos, ejercicio intenso, transporte prolongado y la administración excesiva de antiinflamatorios no esferoidales (Doucet y col 2003; White y col 2007).

Por estas razones es muy importante la prevención y el tratamiento de este síndrome, que en un caballo atleta lleva a la disminución de la performance. Uno de los tratamientos farmacológicos más utilizados  y  de elección,  es   omeprazol, que es un inhibidor de la bomba de protones  y, por lo tanto,  un potente inhibidor de la secreción ácida gástrica, promoviendo  un medio ambiente en  el estómago que induce a  la curación (Doucet y col 2003).
 
El presente estudio tuvo como objetivo evaluar el efecto de  omeprazol pasta, en el tratamiento de úlceras gástricas, utilizando un protocolo corto en el tiempo y diferente al que   recomiendan diversos autores, que corresponde a un tratamiento por 28 días.

 

MATERIALES Y MÉTODO

Se seleccionaron 8 caballos FSC, entre 3 a 5 años de edad, peso físico entre 420 - 500 Kg., en training, sin discriminación de sexo, que al examen gastroscópico, previo al estudio, debían presentar lesiones gástricas  ulcerosas  grado 2 a 3, según Murray (2003).

Todos los ejemplares se encontraban en buenas condiciones sanitarias generales y realizando su programa normal de entrenamiento en las pistas del Club Hípico de Santiago. Los caballos tenían una dieta alimenticia en base a heno de alfalfa y avena.

Para realizar las gastroscopías a cada ejemplar se le administró un tranquilizante (xilacina 10%) 3cc por vía endovenosa, 5 minutos antes del examen. Además, los caballos al ser estudiados debían cumplir con un ayuno  entre 12 a 14 horas de alimentos sólidos y de 2 horas para los líquidos.

Una vez corroboradas las lesiones y categorizadas (Tiempo 1), a cada ejemplar se le administró omeprazol pasta (Equigastrin ® Laboratorio Drag Pharma) dosis 4 mg / Kg. oral cada 24 horas durante 16 días, 30 a 60 minutos antes de la ración de la mañana, entre las 8:00 y 8:30 hrs. aproximadamente.

Se realizaron dos gastroscopías posteriores (Tiempo 2 y 3), para determinar el grado de recuperación de la mucosa gástrica en cada uno de los equinos en estudio, a los 9 y 17 días de iniciado el tratamiento

Las gastroscopías fueron realizadas con el animal en pie, pasando  el endoscopio a través de los orificios nasales, avanzando por  rima de la glotis, y  el esófago, al llegar al estómago se distendió por insuflación de aire a través del gastroscopio, hasta que la superficie de la porción no glandular y glandular pudiera ser observada .  El contenido gástrico fue completamente limpiado de la superficie del estómago utilizando agua pasada a través del gastroscopio.

Los datos recolectados fueron analizados utilizando estadística descriptiva y los resultados de cada individuo, se expresaron  en grados de recuperación de la mucosa gástrica.

 

RESULTADOS

Al analizar los datos de la tabla Nº 1  se puede observar que el 62,5% de los caballos que fueron seleccionados en este estudio presentaron grado 3 de ulceración gástrica, mientras que un 37,5% presentó grado 2  al tiempo 1. Estos ejemplares fueron seleccionados en base a los signos clínicos que presentaban, es decir bajo peso físico, disminución de su rendimiento deportivo y pelaje en mal estado (Pipers y col 1999).

En el segundo control gastroscópico, a los 17 días de iniciado el tratamiento, todos los caballos disminuyeron  en al menos dos grados su ulceración  previa, y el 87,5% de los ejemplares evidenciaron una curación total de las lesiones ulcerosas de la mucosa gástrica que presentaban al inicio del estudio, previo al uso del omeprazol pasta. Sólo un ejemplar continuó evidenciando lesiones de la mucosa clasificada como  grado 1 según Murray (2003).

 

DISCUSIÓN

Estos resultados  podrían ser explicados por la forma de administración de omeprazol pasta, su biodisponibilidad, y la capacidad de supresión de la acidez durante 24 horas.

La severidad de las úlceras es variable, ya que los animales pueden estar levemente afectados o llegar a estados graves y debilitantes. Las úlceras gástricas pueden deberse a diversos factores como las características anatómicas del estómago, dieta, estabulación, restricción de piensos, ejercicio intenso, transporte prolongado y la administración excesiva de antiinflamatorios no esteroidales (Murray 2003, Doucet y col 2003, White y col 2007).

El nivel de alimentación es fundamental en la aparición de úlceras, esta situación es  importante en caballos atletas de alto rendimiento, debido al tipo, a la cantidad y el fraccionamiento de la alimentación que reciben estos ejemplares. Un animal que está en potrero tiene una alimentación continua, por lo tanto, siempre tiene alimento en el estómago, además la gran mayoría del alimento que come es fibroso, lo que favorece al aumento de la salivación, por lo tanto, hay una mayor producción de bicarbonato, como también un aumento del factor epidermal de crecimiento (Murray 1999).

 Al contrario, un ejemplar FSC se encuentra la mayor parte del tiempo estabulado en su pesebrera y su alimentación es en base a heno de alfalfa y avena. Este grano, debido a que es rico en carbohidratos hidrosolubles, provee sustratos para la fermentación gástrica por bacterias residentes como el Lactobacillus acidophilus. Los subproductos gástricos de fermentación como ácidos grasos volátiles como el acético, propiónico e isovalérico; alcohol y ácido láctico  pueden dañar la mucosa escamosa (Nadeau y col 2000, Hoffman 2003; Andrews  2005). Los ácidos grasos volátiles al combinarse con el HCl se relacionan con la patogénesis de las úlceras gástricas, ya que son altamente liposolubles y penetran fácilmente en la mucosa escamosa en presencia de un pH bajo. Por esto, penetran rápidamente las células epiteliales de la porción no glandular de la mucosa, produciendo acidificación, edema celular, inflamación y ulceración. (Andrews y col 1999).
De la misma manera, el  nivel de entrenamiento que tienen los caballos FSC  produce un aumento de la presión intrabdominal y así un aumento de la presión intragástrica. Este fenómeno hace que el contenido del estómago suba y tome contacto con el epitelio escamoso. También se ha observado que un caballo deportista de alto rendimiento tiende a producir mayores concentraciones de gastrina, lo que favorece al aumento de HCl. (Andrews y Nadeau 1999, Lorenzo-Figueras y col 2002, Buchanan y Andrew 2003).  
Todos estos factores determinan el alto porcentaje de lesiones que se pueden observar en la mucosa gástrica en caballos FSC en entrenamiento, por lo tanto, es primordial contar con fármacos que disminuyan la acidez estomacal y favorezcan la recuperación de las lesiones ulcerosas.

Como se aprecia en la Tabla Nº 1,  al primer control en el día 9,  después de una semana con omeprazol pasta, se observa  que un  alto porcentaje de los animales disminuyó, al menos,  un grado su ulceración previa, y 3 caballos  se recuperaron totalmente, no evidenciándose lesiones en su mucosa  y sólo un ejemplar (12,5%)  no mostró cambios en las lesiones ulcerosas de la mucosa.

Es importante mencionar que el tratamiento se aplicó durante 15 días y no durante 28 días como lo señala Doucet y col (2003), en que el 73,3% de los caballos trotadores mejoraron las lesiones de la mucosa gástrica, y un porcentaje alto de caballos no presentó recidivas del cuadro después de 60 días.
 
Estos resultados coinciden con lo encontrado con otros autores en que el uso de omeprazol en dosis de 4 mg/Kg., igual a la aplicada en este estudio, ha sido de elección en el tratamiento de úlceras gástricas y con buenos resultados (Andrew y col 1999, Lester y col 2005, Mc Clure y col 2005, Nieto y col 2009).

Igualmente en otro estudio en que se administró omeprazol para el tratamiento de úlceras gástricas en caballos  en training, con una dosis similar a la administrada en este estudio, de 4,4 mg/kg una vez al día durante 28 días, el 100% de lo los animales mostraron una curación total de las lesiones (Mc Clure y col 2005).

Es importante señalar que todos estos ejemplares continuaron desarrollando su normal programa  normal de entrenamiento, incluso la alimentación recibida fue la normal para este tipo de caballos, que consiste en heno de alfalfa y avena. Por lo tanto, a pesar que los principales factores predisponentes de úlceras gástricas estaban presentes, el tratamiento con omeprazol pasta tuvo muy buenos resultados.

Resultados obtenidos después del uso  con ranitidina en  caballos adultos, señalan una tasa de curación de la úlcera llegando hasta el 84%, pero la curación requiere de 4 semanas de tratamiento con ranitidina oral (Doucet y col 2003). La administración de omeprazol en los caballos en training, tiene ventajas, en comparación con ranitidina, en términos de frecuencia de administración y, por lo tanto, permite el mejor cumplimiento por parte del  propietario o entrenador (Lester y col 2005). La biodisponibilidad de ranitidina es pobre y varía entre los caballos (aproximadamente un 27 % para la ranitidina en caballos adultos  y un 7% al 22% para cimetidina). Además la duración de la supresión del ácido después de la administración de ranitidina es corta, de 2 a 8 horas, por lo que se recomienda un ritmo horario de aplicación de tres veces al día, al contrario de lo que ocurre con el omeprazol, que se aplica una vez al día, ya  que la supresión del ácido es de 24 horas (Daurío y col 1999, Murray 2003).

Los estudios han demostrado que el omeprazol se transfiere rápidamente del plasma a partir de los canalículos a la secreción ácida de las células parietales y se une covalentemente a la bomba H+, K+, de la enzima ATPasa de las células parietales (Bays y Finch 1990). Por lo tanto, el efecto antisecretor de omeprazol en las células parietales persiste mucho tiempo  después que las concentraciones plasmáticas  han disminuido (Holt y Howden 1991), permitiendo que la droga  se administre sólo una vez al día. En cambio, la magnitud y la duración de los efectos inhibitorios de los ácidos de los antagonistas H2 están relacionadas con las concentraciones plasmáticas y por esto son de corta duración (Feldman y col 1990).

Por otro lado, investigaciones realizadas con omeprazol y cimetidina determinaron  una mejora no significativa después del tratamiento con cimetidina, aunque hubo una recuperación en el grado de ulceración, que mejora  aun más cuando el tratamiento es cambiado a omeprazol pasta oral (Nieto y col 2001). La dosis de cimetidina es mucho mayor que la utilizada con omeprazol pasta en el presente estudio,  además de administrarse 3 veces al día por 21 días, requiriendo un mayor compromiso de los encargados. Esto concuerda con otros estudios que  indican que omeprazol es mucho mas eficaz en el tratamiento y prevención de la recurrencia de ulceras gástricas que cimetidina, la que utilizada en dosis de 18 mg/kg cada 8 horas durante un periodo de 21 días no mejora la cicatrización de la úlcera (Mac Allister y col 1994). Esto podría indicar por qué omeprazol utilizado en este estudio tendría una trespuesta mejor en el tratamiento de úlceras gástricas, junto con una dosis y ritmo horario más práctico.

Varios autores recomiendan realizar tratamientos con omeprazol durante 21 a 28 días (Andrew y col 1999, Buchanan y Andrew, 2003), sin embargo, en el presente estudio se obtuvo muy buenos resultados con un tratamiento por 16 días, que es importante desde el punto de vista hípico, ya que se logra mejorar la mucosa gástrica dañada, por lo tanto, mejorar los signos clínicos, y de esta manera,  permitir que un ejemplar FSC continúe con su programa de entrenamiento y no afectar su inscripción en carreras oficiales, ya que el omeprazol es considerado una droga no permitida y su detección en el organismo determina sanciones por ser considerado como doping positivo.

 

A continuación se muestra Grafico Nº 1, con la evolución por animal de la ulcera gástrica en los distintos tiempos.

T1: (gastroscopía tiempo 1) T2: (gastroscopias tiempo 2) T3: (gastroscopias tiempo 3)

 

Tabla Nº 3 Evolución de los  grados de ulceración en 8 caballos FSC después de dieciséis días de tratamiento con omeprazol pasta.

N° animal Tiempo 1 Tiempo 2 Tiempo 3
1 3 1 0
2 3 2 0
3 2 2 0
4 3 0 0
5 3 2 1
6 3 1 0
7 2 0 0
8 2 0 0

Tiempo 1 pre tratamiento
Tiempo 2 a los 9 días de iniciado el tratamiento
Tiempo 3 a los 17 días de iniciado el tratamiento

 

Tabla 3 Los  equinos  seleccionados mediante gastroscopia positiva de grados 2-3.

Equino T1 (0 Días) T2 (9 Días) T3 (17 Días)
N°1 Grado 2 o 3    
N°2 Grado 2 o 3    
N°3 Grado 2 o 3    
N°4 Grado 2 o 3    
N°5 Grado 2 o 3    
N°6 Grado 2 o 3    
N°7 Grado 2 o 3    
N°8 Grado 2 o 3    
N°9 Grado 2 o 3    
N°10 Grado 2 o 3    

T1: (gastroscopía tiempo 1) T2: (gastroscopias tiempo 2) T3: (gastroscopias tiempo 3).

Clínica Veterinaria Club Hípico de Santiago S.A.
Av. Rondizzoni 2383, Santiago - CHILE /Celular con Whatsapp: +56 9 90209155 Teléfono: 02 2683 6266
clinica.veterinaria@clubhipico.cl