Pleuroneumonía


 

Reporte de caso clínico Pleuroneumonía

Hace ingreso al servicio de hospitalización un paciente F.S.C con signología asociada al sistema respiratorio posterior denotando evidencias de cuadro infeccioso pulmonar con una importante disnea respiratoria. El síndrome febril mostrado por el ejemplar con 40° C temperatura rectal recalca el severo compromiso sistémico que conlleva este tipo de afecciones, además del cambio de coloración mucosa a congestivas – cianóticas.
Se somete a exanimación física este equino de 3,5 años de edad de condición corporal 2/5, mostrando así taquicardia y signos de deshidratación/hipovolemia, crepitos húmedos ambos hemitórax. El uso de exámenes complementarios imagenológicos y laboratoriales para este tipo de pacientes son fundamentales para caracterizar las lesiones en grado y extensión, además de proponer un pronóstico. Como muestra la foto 1 es posible generar imágenes radiográficas en individuos equinos adultos dependiendo de la calidad del equipo y la contextura del paciente, en este caso evidenciando un patrón bronco alveolar con infiltrado de líquido intersticial característico de cuadros bronconeumonía, así con esta técnica es posible observar las alteraciones dentro del parénquima pulmonar a diferencia de la ecografía. 

 
La ultrasonografía es complementaria con la radiografía en cualquier examen imagenológico de sistemas corporales, nunca son excluyentes cada cual, como se demuestra en la foto 2 y 3 con esta se pueden ver las consecuencias y lesiones en la superficie pulmonar, espacio pleural y membranas serosas del tórax. La imagen ecográfica 2 muestra atelectasia pulmonar, gran cantidad de ondas b o colas de cometa; focos neumónicos, adherencias. Imagen 3 efusión pleural fibrinosa con alta celularidad. Debe diferenciarse la presencia de fibrina del ligamento cardio frénico.


La exanimación ecocardiográfica no denotó efusión pericardica como muchas pleuroneumonías pueden generar, más comúnmente en cuadros de etiología neoplásica como linfoma o hemangiomas.  Por otro lado la metodología ecográfica de observación del tórax craneal no denotó masas en mediastino ni efusión pleural craneal.
Se realizó drenaje del derrame pleural por medio de toracentesis y colocación de un catéter para tal efecto, por medio de bomba de succión es posible evacuar buena cantidad de líquido, mas no todo debido a la presencia de material fibro purulento que dificulta la maniobra, para esto se requiere de un catéter más grueso o bien una toracotomía para tener mayor espacio en tal procedimiento.

 

Los cuadros mórbidos involucrando infecciones pulmonares son relativamente frecuentes en  pacientes jóvenes, y parecen afectar más a ejemplares de carreras asociado al estrés diario que pueden cursar tales individuos por  el manejo relacionado.
El diagnostico etiológico es de vital importancia para poder elegir adecuadamente el plan de antibioticoterapia, para tal efecto el cultivo y antibiograma desde muestras de derrame pleural no siempre sirven por el pésimo ambiente que se genera en aquella efusión con gran cantidad de enzimas inflamatorias y detritus que destruyen todo incluso las bacterias que logran llegar a tal espacio, así el lavado trans traqueal se describe como la maniobra de elección en la literatura para la obtención de muestras que irán a análisis en la búsqueda del patógeno afectando, los cuales pueden ser bacterias, virus, ácaros, parásitos y aun peor cuadros fúngicos, además de neoplasias.
La terapia establecida en el caso incluyó penicilina g sódica en dosis de 10 millones UI TID EV, enrofloxacino  4mg/kg BID EV y metronidazol 15 mg/kg BID PO. Extrapolando resultados de estudios medicina humana, el 46% de los cuadros pleuroneumonicos se asocian con infecciones por micro organismos anaeróbicos de modo que de elección muchos clínicos usan metronidazol como base de la antibiotecoterapia.

El soporte general es de suma importancia en estos casos, cuidados de enfermería son necesarios en todos los casos de este tipo; se usan desinflamatorios, broncodilatadores y muchas veces de inicio pro bióticos que deben ser en base a levaduras ya que cuadros neumo-entericos son muy frecuentes y ello potenciado por el efecto de antibióticos en la microbiota intestinal generan disbiosis con consecuentes procesos diarreicos que complican la terapia siempre.
Como se observa en la foto 4 el intenso proceso inflamatorio pulmonar generó tal aumento de permeabilidad capilar que la pérdida de proteínas dentro del espacio pleural es tal que tiende a generar edemas en zonas de declive a causa de baja en la presión oncotica vascular, como ocurrió en este caso, edema demostrado con la prueba de la fóvea edematosa.
Mención especial para tomar cuidado con la presentación de laminitis que pueden tener estos pacientes.

Clínica Veterinaria Club Hípico de Santiago S.A.
Av. Rondizzoni 2383, Santiago - CHILE /Celular con Whatsapp: +56 9 90209155 Teléfono: 02 2683 6266
clinica.veterinaria@clubhipico.cl